jueves, 9 de julio de 2020

Frecuencia Júpiter

"Porque no son los venenos conocidos los que matan, sino los que no se dejan ver."
Titulo: Fecuencia Júpiter
Autor: Martha Riva Palacio
¿Saga?: Autoconclusivo
Editorial:  Ediciones SM
Fecha de publicación: 2013
Seguimos a Emilia, una chica de 16-17 años que se encuentra en coma, y para salir de él debe de rememorar los recuerdos de su último año antes de que quedara en coma así como enfrentar su mayor miedo: las mariposas.
En sí, no les quiero contar mucho de la sinopsis. Por una parte, es una historia que apenas pasa las cien páginas: es cortita así que no quiero platicarles toda la trama. Por otra parte, yo llegué a la historia sin saber nada: esta autora ya la he leído en repetidas ocasiones (con Orfeo, Lunática y Buenas noches, Laika) así que sabía que sería una gran historia. Pero nunca pensé que fuera tan intensa y me conmocionara tanto.

Y es que, pese a que es una historia dirigida a público juvenil, trata temas muy serios e inquietantes. Para nada pienso que sean temas exclusivos de adultos, que la literatura juvenil no sea capaz de abordarlos o los jòvenes incapaces de entenderlos. Al contrario: precisamente los jóvenes (e incluso niños) son quienes enfrentan estos problemas o en esta etapa empiezan a verlos.
"Ahí fue cuando empecé a sentir curiosidad sobre cómo es ese instante en el que todo desaparece y dejas de existir. A veces imagino que es como ese momento en que vas en el metro sobre la superficie y, de pronto, se sumerge bajo tierra."
Y es que Martha plasma tópicos como las desapariciones forzadas y los feminicidios, por mencionar algunos. En sí son temas que comúnmente no leemos en LIJ, y ver cómo la historia descubre ante una joven estos temas me impresionó mucho. Me recordó mucho a la Iveth de prepa y me hace pensar ¿cuándo toma unx consciencia de lo que pasa en este país? ¿Cuando te enteras que mutilan, violan y matan mujeres? ¿Cuándo te das cuenta que desaparecen personas? ¿Y en qué momento lo asimilas y normalizas tan rápido? Emilia vive en un pueblo, algo con lo que puedo relacionarme: rodeada de seguridad y posibilidades. Es en ese momento en que terminas tu infancia con un duro golpe a la trágica realidad latinoamericana: cuando te das cuenta del contexto sociopolítico de tu país. En cómo desaparece la gente, tanto por razones políticas como machistas. Lo tenemos tan normalizado que hasta coloquialmente le llamamos "levantar" gente.

Al leer la obra, vemos que a Emilia su papá intenta ponerla en un burbuja, una especie de caparazón protector pero que a la vez es muy frágil, fácil de romperse. Y me deja pensando en la relación entre burbujas y campanas de cristal: las primeras, las que solemos poner a aquellos a quienes amamos, a quienes nos gustaría proteger... Y las segundas, las que nos autoimponemos, para protegernos a nosotros mismos, para intentar vivir en esta realidad precaria que siempre ha estado presente y que nos acompañara hasta el día que muramos.
"No te asusta que vayamos rápido. Te asusta que repita la historia de tu abuelo. Se busca. Desaparecida. "
Y es que me fascinó leer la figura del padre: el desencanto al que todos nos enfrentamos conforme crecemos, cuando nos damos cuenta de que nuestros padres no son héroes, que se equivocan y a veces no eligen lo mejor. Representa un padre imperfecto, con errores, que ama muchísimo a su hija y la quisiera proteger a toda costa, pero también tiene una vida propia, una carreta individual que perseguir e intereses amorosos. Me gusta que no retrata de forma vaga al padre (de que va a trabajar en x cosa pero realmente su vida social es sólo su hija o casa), sino que le da profundidad, con relación a Emilia, independiente de Emilia e influenciado por ella.

Habla sobre las relaciones: de lo frágiles que son. De cómo las personas cambian y a veces dejan de funcionar porque no son la misma persona del inicio, porque las dinámicas evolucionan, porque empezamos a percibir u observar cosas que no habíamos visto en el ser amado, de cómo nos trata. Y a veces, lo que en un principio tenía su encanto empieza a ser aburrrido, a hartar. Trata la inocencia del primer amor y el desencanto de él. 

Tuve que dejar un momento el libro y procesar mis emociones porque me angustiaba demasiado. Es más, escribir sobre este libro dos o tres semanas después me sigue creando un agujero en el estómago, me entristece y me desespera enormemente. Como escribió Jorge Ibargüengoitia parafraseándolo: los personajes en esta novela son inventados, todos los hechos relatados son verdaderos.

viernes, 3 de julio de 2020

Lecturas de junio


¡Hola a todxs! El mes de junio pasó volando, y hoy les comparto las lecturas que hice durante ese mes. Aunque son pocas lecturas, creo que fueron geniales, ya que la mayoría me generaron demasiados comentarios, los cuales pronto quiero plasmar en reseñas aquí en el blog, para que fangirleen conmigo. 
De este libro ya hice una reseña en blog bastante larga, donde fangirleo intenso del libro. 
Este libro es un clásicazo que todos hemos leído o, al menos, hemos oído hablar. Seguimos a Holden Caulfield, de dieciséis años, que es expulsado de su preparatoria-internado y antes de encontrarse con sus padres, decide tomarse unos días para sí mismo en su ciudad natal de Nueva York. En cierta forma, así se resumen la trama del libro: acompañamos a un adolescente en su último día en la escuela y en los siguientes días que dedica a vagar por la ciudad. Como historia, puede parecer simplona, pues no vemos mucha acción. Pero es que esta novela es sobre personajes: es de conocer a Holden, su visión del mundo, cómo se desenvuelve en él, sus deseos y ambiciones o falta de ellos. 
Es una historia sumamente angustiante, pese a que el personaje puede parecernos nihilista a primera vista, un chico que creemos deliberadamente decide ignorar lo bueno del mundo y las personas, prefiriendo burlarse de todos y echar su futuro por la basura al fallar sistemáticamente en sus estudios, aunque es brillante.
En realidad, es un chico desencantado con la vida, que entiende cómo funciona el mundo, y a su antojo saca provecho y placer de él. Pero un placer vacío, efímero.
Como se habrán dado cuenta, Holden no es precisamente el prototipo de héroe, alguien a quien podamos admirar o aspiremos a ser. Es simplemente un adolescente rebelde, angustiado, perdido y solitario. Digo, es hasta un narrador no fiable. Es un personaje con matices, prejuicioso e introspectivo. Y es precisamente este tipo de antihéroe, protagonistas que pueden resultar odiosos, que empiezo a amar leer en los libros.

Me declaro culpable de ser de esas personas que juzgan libros por su portada: hace como 6-7 años compré este libro por la sencilla razón de que su portada era hermosísima: es de las más bellas que he visto, y eso que suelo odiar las portadas donde salen personas. Pero nunca me interesó realmente la historia: sabía que era romance y un rollo de ángeles, pero no tenía mayor idea.
Finalmente decidí darle una oportunidad y me resultó un libro aburrídisimo: es sobre una chica que meten a un internado para chicos problemáticos, donde tienen prohibidos los teléfonos y son constantemente vigilados o al menos se supone. Allí conoce a un par de chicos misteriosos y descubrimos que algo no anda bien con ella.
Hay demasiadas cosas que no me gustan de este libro. Empezaré por el triángulo amoroso, un elemento que de por sí me desagrada: ya que la protagonista elige a un chico, de repente uno es totalmente indeseable y desagradable. Me chocó ver eso, porque parece fundamentado en la perspectiva de la protagonista y un cambio demasiado brusco en la historia.
Por otra parte, me pareció encontrar demasiado parecido con Crepúsculo: el romance, la investigación, el triángulo amoroso, la protagonista insegura, el incidente... Me pareció manchadísimo. Y en sí, la historia me pareció aburridona, con personajes olvidables, forzados y un mundo poco desarrollado y nada atractivo. Sé que es un primer libro de una saga, pero no dan ganas de saber más de la historia.

Esta es la historia de Igualdad 7-2521, una persona que vive en un futuro indeterminado donde el individualismo y la propiedad han sido prácticamente destruidos: sólo importa la colectividad, las personas trabajan en el trabajo que les asignan un consejo de sabios para contribuir al bienestar de la sociedad. Seguimos su vida, desde la infancia, y cómo este personaje observa su realidad y las ambiciones y anhelos que inconscientemente  cultiva.
Es irónico cómo al iniciar la lectura, puede parecer otra distopía del montón, aunque esta novela fue publicada en 1938 y obviamente no es posible (si acaso, al revés). Puede recordar mucho a distopías clásicas como Nosotros (de Zamiatin) o distopías juveniles como Divergente y Los juegos del hambre. Algo que me pareció increíble de la novela fue el uso del lenguaje. Siempre he creído que a través de las palabras, de cómo comunicamos, es como percibimos la realidad y nos relacionamos con los demás y Rand hace un magistral trabajo: pues nosotros llegamos a esa conclusión, a través de observar y analizar la escritura. Mi única pega es el romance, donde de nuevo insertan un personaje femenino cuya única función es ser el interés amoroso.
Y aunque me causan un poco de conflicto las ideas de Ayn Rand, no comulgo cien por ciento con ellas, la filosofía que empieza a cimentar en esta novela es fascinante. Recordemos que Rand funda el ovjetivismo, corriente filosófica.

Este es un coming of age mexicano que me sorprendió muchísimo por su complejidad. Ya sé que es de la fantástica Martha Riva Palacio, así que era de esperar que fuera una gran historia... Pero no pensé que me conmocionara tanto.
Seguimos a Emilia, una chica de 16-17 años que se encuentra en coma, y para salir de él debe de rememorar su último año así como enfrentar su mayor miedo: las mariposas. Sé que esto último suena bastante bizarro, pero así es la historia, sumamente peculiar y particular, Martha hasta recrea simulacros del fin del mundo donde en pocas páginas te escribe una distopía genial, mejor que muchos libros. Es una historia fuerte y terrible donde trata temas como las desapariciones forzadas, los feminicidios y la inseguridad. Me pone a pensar ¿en qué momento tomamos consciencia como jóvenes de que la gente desaparece sin explicación, despertamos a la realidad de que en nuestro país desaparecen y matan mujeres? ¿Y en qué momento lo normalizamos, lo tomamos repentinamente como algo cotidiano?


 
Esta es la historia de Alice, una chica que trabaja medio tiempo en una librería durante el verano para pagar su renta mientras está de vacaciones de la universidad. Y estos meses espera que sean de diversión tranquila, comiendo montones de comida chatarra mientras maratonea series y pelis con sus mejores amigos, hasta que aparece en escena Takumi, un chico atractivo que viene a descontrolar su mundo
Uno de los temas principales de la historia es que su protagonista es asexual y pese a que desde hace años acepta su identidad sexual, no sabe cómo hacérselo saber al mundo; y más importante, cómo plantearlo con sus parejas románticas, pues las que ha tenido han terminado mal para ella. A lo largo del libro, vemos cómo Alice se esfuerza por entenderse y conocerse más, por establecer sus prioridades y aprender finalmente a ponerse a ella misma primero.
Es una historia genial sobre entendernos y aceptarnos a nosotros mismos; de plantearnos quiénes somos y qué queremos; del difícil equilibrio que debemos de mantener entre la familia, amigos y pareja; de seguir nuestras pasiones, atrevernos a soñar y luchar por nuestros más ardientes anhelos; y de la importancia de la salud mental.

Y esas fueron todas mis lecturas del mes. ¿Han leído alguno? Este mes, por ser del orgullo LGBT leí a una protagonista asexual ¿ustedes también diversificaron sus lecturas? Recomiéndenme más libros LGBT.

¡Besos!

jueves, 18 de junio de 2020

El guardián entre el centeno - Reseña

“People always clap for the wrong reasons.”
Titulo: El guardián entre el centeno
Autor: J. D. Salinger
¿Saga?: Autoconclusivo
Editorial:  Alianza
Fecha de publicación: 1951


Número de páginas: 279
Título original: The Catcher in the Rye
Este libro es un clásicazo que todos hemos leído o, al menos, hemos oído hablar. Seguimos a  Holden Caulfield, de dieciséis años, que es expulsado de su preparatoria-internado y antes de encontrarse con sus padres, decide tomarse unos días para sí mismo en su ciudad natal de Nueva York,
En cierta forma, así se resumen la trama del libro: acompañamos a un adolescente en su último día en la escuela y en los siguientes días que dedica a vagar por la ciudad. Como historia, puede parecer simplona, pues no vemos mucha acción. Pero es que esta novela es sobre personajes: es de conocer a Holden, su visión del mundo, como se desenvuelve en él, sus deseos y ambiciones o falta de ellos. 

Es una historia sumamente angustiante, pese a que el personaje puede parecernos nihilista a primera vista, un chico que creemos deliberadamente decide ignorar lo bueno del mundo y las personas, prefiriendo burlarse de todos y echar su futuro por la basura al fallar sistemáticamente en sus estudios, aunque es brillante. Debo reconocer que leí este libro cuando tenía diecisiete años y sinceramente lo aborrecí: no podía creer que un chico desperdiciara su vida así, que fuera tan cínico, que odiara a todo y a todos y se la pasara haciendo tonterías. En retrospectiva, era una chica llena de certezas y con una fe ciega en el sistema: creía que yendo a la universidad y trabajando duro tendría un futuro brillante asegurado y me sentiría realizada y pues la vida es más complicado que eso. Me parece que Holden se da cuenta de ello: pese a que vive en una familia de clase media sabe la miseria que hay en el mundo, las limitaciones para lograr realizarnos y perseguir nuestros verdaderos anhelos, la libertad que creemos tener pero sólo si sigues un camino preestablecido. 

Holden es un chico muy crítico con su entorno, y aparte de eso es una persona muy juzgadora: el tipo de personas que determinadas manías en una persona le provoca un odio tremendo. Recuerdo que se burlaba mucho de las personas pretenciosas, snobs, que sólo buscaban sonar intelectuales, que no buscaban verdaderamente disfrutar algo sino ser percibidas como intelectuales, que básicamente amaban escuchar el sonido de su voz. Ponía mucho énfasis en su odio hacia la falsedad de las personas, pero a su vez él era una persona mentirosa:  lo cual nos lleva a verlo como un narrador no confiable y hacernos dudar de sus palabras ¿efectivamente está viviendo todo lo que nos cuenta? ¿Son cosas que le gustaría que pasaran o quiere hacernos creer que vive todas esas experiencias?¨

Punto y aparte respecto de la narración, mencionaba que Holden odiaba a las personas que eran falsas, pero él a su vez lo era. Hace seis años lo percibí como una incoherencia enorme de su parte y lo odié por eso, pero ahora me doy cuenta que Holden tiene una claridad tremenda en lo que se refiere a las dinámicas y relaciones sociales, una que apenas como adulta empiezo a entender. Me parece alucinante que un adolescente sea tan observador, ya que este entendimiento lo llevaba muchas veces a decirle a las personas las cosas que querían escuchar, o una forma de insertarse en la sociedad.
“I am always saying "Glad to've met you" to somebody I'm not at all glad I met. If you want to stay alive, you have to say that stuff, though.”
Y es que a lo largo de la novela, vemos que Holden se siente tremendamente solo: nadie parece escucharlo y él se da cuenta de ello. Observa cuando habla con un profesor, que sólo espera a que termine de hablar lo que sea que esté diciendo para insertar sus ideas preparadas, sin establecer un verdadero diálogo; cómo con un amigo intenta preguntarle sobre temas que le interesa pero su interlocutor le dice que madure y se va apresuradamente, pese a que Holden le dice que necesita hablar con alguien. Es angustiante cómo el personaje está desesperado por intentar hablar con alguien y nadie decide escucharlo. ¿Cómo reprocharle a un joven no saber lo que quiere, si nadie le brinda oídos a sus inquietudes? 

Es un chico desencantado con la vida, que entiende cómo funciona el mundo, y a su antojo saca provecho y placer de él. Pero un placer vacío, efímero. No sé, en cierta forma le doy crédito al chico por intentar pasársela bien un rato, en vez de seguir en automático, hacer esfuerzo en algo que no le interese, sólo porque se supone que debe hacerlo. Al menos, yo no puedo: y lo encuentro valiente aunque no es como que a Holden Caulfield le importe jaja. Quizá puede parecernos que no le importa nada, porque en realidad él a nadie le importa: no parece encontrar un lugar en el mundo y si no perteneces a ningún lugar ¿para qué intentarlo? No sé, siento que la angustia y depresión que puedes llegar a experimentar en los 20s o 30s a Holden le llegó muy pronto, debido a su clara visión de la sociedad. 
Además, en su momento fue provocador y revelador, pues presenta un adolescente que fuma, bebe, se va de prostitutas o algo así y hace observaciones a la religión que pueden pasar por profanas. Como menciono, la Iveth bebé  que lo leyó no hacía nada de eso y le resultaban inconcebibles: pero es la realidad de muchos jóvenes, que Salinger finalmente visibiliza, por medio de un lenguaje coloquial.
En verdad, me puso mucho a pensar sobre la persona que era hace seis años y la que soy hoy, todo lo que ha cambiado mi visión del mundo. 
“People never notice anything.”
Como se habrán dado cuenta, Holden no es precisamente el prototipo de héroe, alguien a quien podamos admirar o aspiremos a ser. Es simplemente un adolescente rebelde, angustiado, perdido y solitario. Digo, es hasta un narrador no fiable, como mencioné anteriormente. Es un personaje con matices, prejuicioso e introspectivo. Y es precisamente este tipo de antihéroe, de personajes que pueden resultar odiosos, que empiezo a amar leer en los libros.

En fin, un libro alucinante que amas como la Iveth de 17 años u odias como la Iveth de 23 años. jaja




sábado, 13 de junio de 2020

Lecturas de mayo

¡Hola a todxs! ¿Cómo les trata la cuarentena? Para variar, en el mes de mayo he estado sumamente ocupada: cada día se acercaba más la fecha de mi examen y mis obligaciones familiares/laborales/domésticas parecieron complicarse más cada día. Ya vivo en un estado constante de ansiedad y pos´ nomás pienso en hacerme bolita, aunque ni eso puedo hacer jaja.

Pero en un nuevo giro de acontecimientos, resulta que hace unos días me movieron de nuevo la fecha de mi examen Ceneval para titularme: ahora en vez de ser el 4 de julio ¡es el 11 de septiembre! Por una parte, puedo tomar más tiempo para mí misma como leer y ver series; puedo pasar sin culpa tiempo con mi familia; y puedo trabajar más tranquilamente, sin mortificarme de estudiar a medianoche. Todavía me queda pendiente encontrar un equilibrio en mi vida, pero cuento con más tiempo para averiguarlo.
Y aunque mayo fue un mes estresante, logré hacerme huequitos para lograr finalizar algunos libros, con el nada despreciable número de cuatro. Aunque uno es una recopilación de cartoons y otro lo empecé desde mayo, estoy bastante satisfecha con mis lecturas. Creo que los cartoons será la lectura que me salven de la locura este mes jajaja.

Hace como un año leí un libro recopilatorio de The Awkward Yeti y me encantó: aunque tenía algunos malillos, otros me sacaron una sonrisa o me sentí altamente identificada. Así que decidí darle oportunidad a este volumen, pues es la lectura perfecta para leer en el trabajo: fácilmente leí dos o tres cartoons en un minuto, o podía pasar semanas sin abrir el ebook.
Por si no conocen los cartoons de Heart and Brain, es básicamente las discusiones que tienen el corazón y el cerebro en cómo tomar decisiones o pasar la vida, sólo que esta vez vemos muy de cerca las opiniones o interactúan otras partes del cuerpo más frecuentemente, como el estómago, la lengua, los dientes o la vejiga. Una lectura divertida perfecta para despejarse.

Todos hemos escuchado alguna vez de este súper clásico libro de la ciencia ficción (y clásico, en general). Recuerdo haberlo leído como a los doce-catorce años y si bien le puse cuatro estrellas en Goodreads, sinceramente no recuerdo casi nada de él, más que una ligera sensación de disgusto o indiferencia. El mes pasado lo leí en lectura conjunta con mi novio y no saben cuanto me encantó. 
Un hombre inventa finalmente una máquina que logra desplazarlo por el tiempo, y ante un incrédulo grupo de amigos toma la expedición por sí solo de aventurarse al futuro, esperando descubrir las maravillas que la tecnología y el desarrollo aguardan en el año 802,701. Sólo que cuando llega a esa época, las cosas no son precisamente como las esperaba.
Probablemente haga reseña pronto, por lo que diré que pone maravillosamente las bases sobre la explicación de porqué sí es posible viajar en el tiempo, exponiendo principios básicos y lógicos. Me encantó el personaje, pues aparte de su curiosidad e ingenio, es una persona observadora que siempre intentaba analizar todo lo que pasaba alrededor, construyendo teorías e hilos secuenciales argumentales. Lo que no me fascinó es que gran parte de la historia es una novela de aventuras distópica problablemente hace muchos años esta parte no me gustó particularmente y analiza esta nueva sociedad que encuentra. Pero en sí, es una lectura adictiva, desgraciadamente corta y fascinante. 

Ésta es una novela espectacular que me mantuvo enganchadísima a la historia. Tiene mucho de los clásicos griegos: muerte, ideales griegos, bacanal y otras cosas que serían spoilers. Pese a que le encuentro algunos detalles, es un maravilloso debut que trata sobre la amistad, la identidad, la ambición, la culpa y cómo nos vemos a nosotros mismos. Hice una reseña donde fangirleo bastante del libro y analizo algunos puntos que no lo hacen un libro perfecto, pero para ser el debut de la autora en balance general es increíble. Directo a la lista de favoritos.
.
Desde hace años me ha generado cierta curiosidad leer los libros de La materia oscura, pero al escuchar que eran libros infantiles de fantasía me desanimé un poco. En el marco de la FIL Guadalajara del diciembre pasado, me enteré que encierran un gran elemento político y que son fenomenales, con duras críticas a la Iglesia católica como institucón, por lo que me dio curiosidad. Además, este año participo en el PopSugar Reading Challenge y una de las consignas es un libro que en el título contenga dorado, plateado o bronce, así que de algo me sirve jaja.
En este libro, seguimos a Lyra, una niña terca y aventurera que se ve forzada a viajar a las tierras árticas a entregar un extraño instrumento, el aletiómetro, para lograr descubrir un mundo más allá del nuestro, marcado por esta curiosa brújula.
Claro que es un libro de fantasía: hay osos antropomórficos, brujas y cierta magia, así como grandes aventuras que marcan el paso del libro. Y sí hay bastante política en el libro, por las relaciones de poder que se establecen donde la Iglesia tiene un peso casi hegemónico y las interacciones y estructuras que se muestran en el libro. Estas críticas me parecen atrevidas, y me sorprende que estén contenidas en un "libro infantil". Es una lectura ágil donde seguimos todas las penurias que tiene que atravesar Lyra, heroína predestinada a salvar el mundo. No sabría decir que si hubiera leído el libro en mi infancia/adolescencia temprana me hubiera gustado más, creo que me parece equis: ni fu ni fa. No me considero especialmente fan del género fantástico y quizá eso tenga que ver. Aunque odio el final abierto, pues me da curiosidad de saber qué pasa. Quizá logre averiguarlo con la serie de HBO.

En fin, esas fueron mis lecturas del mes de mayo. Ya no voy tan atrasada con mis reportes de entradas mensaules jaja. Cuéntenme ¿qué leyeron en el mes de mayo? ¿Alguno de ustedes leyó la Brújula dorada o The Secret History? Me encantaría que me recomendaran un libro de cartoons como los de Heart and Brain: necesito ese tipo de lecturas en mi vida.

¡Besos!

viernes, 29 de mayo de 2020

The Secret History

“Does such a thing as 'the fatal flaw,' that showy dark crack running down the middle of a life, exist outside literature? I used to think it didn't. Now I think it does. And I think that mine is this: a morbid longing for the picturesque at all costs.”
Titulo: The Secret History
Autor: Donna Tartt
¿Saga?: Autoconclusivo
Editorial:  Vintage Contemporary
Fecha de publicación: 1992
Número de páginas: 559
Traducción: El secreto
"La vida no es fácil en un college de Nueva Inglaterra si eres un chico modesto y falto de afecto que llega de California, y Richard Papen lo sabe; por eso agradece que lo admitan en un pequeño grupo de cinco estudiantes capitaneados por un profesor de literatura clásica con mucho carisma y pocos escrúpulos.
Los chicos sueltan comentarios en griego y se ríen de la ingenuidad y la torpeza de los demás, pero bien mirado se pasan el día bebiendo y engullendo pastillas, hasta que un mal día lo que parecían chiquilladas se convierten en asuntos donde la muerte tiene algo que decir. Es entonces cuando Richard y su pandilla descubren qué difícil es vivir sin máscaras y qué fácil es matar sin remordimientos." (sinopsis de Goodreads)

Dejando de lado esta dramática sinopsis, esta es una novela espectacular: me mantuvo enganchadísima a la historia. Personalmente la percibí como una novela intelectual (por el tema de que los protagonistas son universitarios y estudian Griego clásico I mean ¿quién diablos en estas últimas décadas estudia griego como licenciatura?), como las novelas de Milan Kundera o Muriel Barbery, rozando la línea de lo pretencioso pero sin llegar a serlo. Tan intelectual como pueden llegar a ser un grupito de estudiantes. Asimismo, me daba cierto aire al grupo de amigos de Logan, de la serie de televisión Gilmore Girls: la mayoría de los estudiantes son ricos, medio alcohólicos, intelectuales e hipnotizantes, aunque menos sociales pues sus fiestas/reuniones son privadas.

Como ya se habrán dado cuenta, esta será una larga reseña porque amo demasiado este libro y jamás escuché hablar de él, lo cual me parece un crimen. Intentaré poner un poco de orden a mis ideas: empezaré por los personajes. Será que me tomó demasiado tiempo, pero ves una evolución de ellos a lo largo del libro: como sus intereses, dinámicas e interacciones van cambiando. Considero que hay gran desarrollo de personajes, pues comienzas amándolos y luego los odias y los entiendes y tienes sentimientos encontrados.

Me hubiera gustado que la autora explotara más el personaje del profesor, Julian: te lo pintaban tan chido y enigmático y no ves gran acción de su parte. Y su papel en la histlria es mínimo. Supongo que su papel es ver cosas en los chicxs que ni ellos mismos ven, ser capaz de establecer el nexo entre este grupo de amigos. No lo sé. Siquiera me hubiera gustado ver un par de clases más de ellos, alguna comida con Julian. Y es que era más lo que te platicaba el protagonista: cómo lo percibía, como interpretaba sus interacciones, su análisis de la personalidad de Julian, comentarios de otras personas sobre él. Y eso está chido, me fascinaban las reflexiones y observaciones que hace: pero también hubiera estado genial verlo, que uno mismo se diera cuenta y estableciera las relaciones por sí mismo.

Aquí haré un paréntesis, pues esto último me lleva al siguiente punto: a veces, tenías la sensación de que el protagonista relataba o explicaba cosas, en vez de la autora las mostrara. Aunque a veces hacía ambas. No puedo decir que fuera malo (porque hacía observaciones fascinantes) o bueno (porque te hubiera gustado verlo en acción, tu deducirlo). Sólo que es peculiar.

Y sí, es un grupo de amigos que tiene una personalidad definida cada quién. Lo que me gustaría es hacer nota que el grupo se compone de cuatro chicos y una chica, y precisamente esta última me daba un poco de conflicto. Me pareció que el personaje de Camilla está desdibujado. Siento que es de esas veces que sólo incluyen a un personaje femenino para hacerlo objeto del interés amoroso y no está chido: frecuentemente la idealizaban y no mostraban verdaderos hobbies o ambiciones de parte de ellas, creo que su relevancia era la relación que tenía con los demás o cómo la visualizaban.
“There are such things as ghosts. People everywhere have always known that. And we believe in them every bit as much as Homer did. Only now, we call them by different names. Memory. The unconscious.”
Asimismo, trata temas muy propios de la sociedad estadounidense, específicamente la comunidad universitaria (a través de la cual puedes entender a la sociedad en su conjunto o darte una idea). Ejemplo de ellos es que tienen áreas de estudio 24 horas en su universidad: me quedé impactada. Imaginen el ritmo de estudio que se ven obligados a llevar los estudiantes para alcanzar un buen desempeño. Desde aquí se ve lo glorificado que se tiene la idea workaholic:  de ser adicto al trabajo y trabajar demasiado, pese a tu salud; para así alcanzar un desempeño deseable, un nivel que te permita escalar. Todo este rollo de la meritocracia, de matarte estudiando/trabajando para ser digno de un trabajo o subsistencia adecuada. Y lo menciono porque había ocasiones que el protagonista estudiaba todas las noches o podía estudiar 6 horas seguidas sin pararse a pensar en su alimentación.

Y otro tema es la medicación: con qué facilidad se trafican no sólo las drogas tradicionales (marihuana o éxtasis), sino las píldoras para dormir, tranquilizar o anfetaminas. Si a tus 20 y pocos necesitas constantemente medicación para relajarte, concentrarte o conciliar el sueño, es que algo en tu estilo de vida estás haciendo mal. Y obviamente yo no soy la persona más saludable pero es tu cuerpo diciéndote que necesitas mejorar tus hábitos. Muchos fumaban como chimeneas, casi se intoxicaban de alcohol, seguían horarios sumamente irregulares de estudio y más la presión encima de ciertos acontecimientos, pues no podían más los pobres protagonistas. Entiendo un poco en ese sentido su dependencia a las pastillas, pero había más personajes que teniendo una vida corriente tenían el repertorio de medicamentos.

Y el final es sumamente melancólico, de esos que te resuelven y explican TODO (tipo The Irishman). La resolución del conflicto es la única posible y tiene sentido. Henry se vio progresivamente atrapados en un nudo gordiano que sólo le quedó cortarlo de tajo.
Y pues aunque no parezca, este libro también es thriller. Eso explica porqué las últimas 40 páginas las lees de un jalón (yo lo leí a altas horas de la noche, desvelándome aunque fuera a estudiar: valió la pena). Creo que eso es la fortaleza de este libro: no deja caer su peso en el misterio o sucesos morbosos de la historia, sino que se toma su tiempo desarrollando personajes, retratando el paisaje universitario de un pueblito de Estados Unidos en los noventas, recreando relaciones y actividades cotidianas, que con sólo estos elementos te mantiene hipnotizado.

Simplemente WOW. Esta historia tiene mucho de los clásicos: muerte, ideales griegos, bacanal, muerte y otras cosas que serían spoilers. Pese a que le encuentro algunos detalles, es un maravilloso debut que trata sobre la amistad, la identidad, la ambición, la culpa y cómo nos vemos a nosotros mismos. Si buscan un libro con estudiantes universitarios, es genial; o en general un buen libro es excelente. Se va directamente a mi lista de favoritos del año.

“Beauty is terror. Whatever we call beautiful, we quiver before it.”

viernes, 22 de mayo de 2020

Lecturas marzo-abril

¡Hola a todxs! ¿Cómo les trata la cuarentena? Yo sigo con demasiado trabajo y todavía sigo sin encontrar un equilibrio entre convivir con mi familia, estudiar y trabajar. A estas alturas, creo que dejaré un poco de lado la lectura, para poder ser capaz de enfocarme en mis estudios y lograr aprobar el examen en julio jaja.
Afortunadamente, sigo atrasada con el platicarles mis lecturas pasadas y hoy les enseño los libros que leí en febrero y marzo. Bueno, leí más libros que esos cinco pero nuevamente hago una selección de los más destacados, que me gustaron más o que prefiero enseñarles. ¡Aquí vamos!

Hace años vi la película y recuerdo que me dejó confundida y me pareció aburrida. Así que no estaba segura de la lectura del libro: pese a que presentan algunas diferencias, fueron elaboradas a la par y si mal no recuerdo, el libro fue publicado meses después del lanzamiento de la película.
Pero me animé y no puedo decirles lo feliz que estoy de esa decisión. Creo que mi parte favorita es la del amanecer del hombre, cuando la humanidad está contenida en simios y presenciamos la evolución y momentos decisivos en que se transforma en un ser racional.
En fin, no quiero hacer spoilers pero es un gran retrato del avance de la humanidad, cómo nos conquistamos a nosotros mismos y al espacio: así como el enfrentamiento con la máquina (y las paradojas que encierran) y el encuentro con inteligencias superiores. Es asombroso: aunque de momento no continuaré la saga.

Creo que el momento que elegí para leer este libro podría ser irónico o masoquista, pues trata de una pandemia, donde un virus (la gripe de Georgia) extermina al 99.9% de la población mundial. Aunque debo de decir que en mi defensa lo compré hace sólo medio año jaja y estaba en el mood de leer algo post-apocalíptico.
Es una gran historia sobre cómo el mundo se desmorona por un virus, pero más allá de enseñarnos bien cómo se origina la enfermedad, se centra sobre la vida de los personajes, decenas de años antes del desastre, durante el caos de la enfermedad y decenas de años después. Es a través de los personajes que conocemos cómo se desmoronó el mundo y cómo la humanidad se readaptó a esta nueva relaidad. Y es genial conocer a una gran variedad de personajes, que a lo largo de la historia establecemos conexiones. Principalmente seguimos a un grupo ambulante que se dedica a representar obras de Shakespeare en diferentes asentamientos y déjenme decirles que es una genialidad: cómo ellos intentan rescatar la cultura en este nuevo mundo y entretener, enternecer y hacer reír a un público que constantemente sólo piensa en sobrevivir.

Esta es la historias de dos chicas universitarias que, tras leer sus poemas en un bar, conocen a una fotógrafa cautivante que quiere escribir un artículo sobre ellas. Y todo se complica cuando conocen a su marido actor: los celos, las inseguridades, la envidia, el deseo y el menosprecio surge entre ellos. A veces en respuesta de las acciones del otro, otras por sus propias inseguridades.
Es una historia algo cotidiana donde brillan las conversaciones: ácidas, inteligentes, irónicas y mundanas, deleitables de leer. Vemos cómo esta época millenial pero a la vez nuestras incertidumbres nos atan y condicionan nuestras relaciones sociales, nuestra percepción de nosotros mismos y personalidad. No importa qué tan inteligente pueda ser una persona: no garantiza el desarrollo personal y terminamos tomando pésimas decisiones, con 20 o 40 años.

Un libro que trata un tema difícil, pero necesario. Que incomoda, inquieta y te obliga a mirar detenidamente algo que vemos por encima. Yo llegué a este libro sin tener idea de lo que trataba y creo que es la idea del libro: mantener el misterio a lo largo de las páginas del terrible tema en que se centra el libro. Narrado a través de una voz infantil que hace más difícil y desconcertante la historia y deja pensando sobre lo afortunados que somos a diferencia de miles de otros, tanto históricamente como en la actualidad.




Este es un libro maravilloso, de cuya existencia debo admitir ignoré durante casi toda mi vida. Y me da mucha tristeza ver que es tan desconocido porque es una obra maestra de ciencia ficción, especialmente para haber sido publicada en la década de los años treinta.
A través de anuncios, diarios, notas, relatos, y saltando a través de la perspectiva de personajes muy variados, descubrimos que en el mundo existe una especie que representa ciertas habilidades motrices, para hablar y pensar. Y esta es la historia de cómo las personas, a través de sus intereses  y valores particulares (capitalismo, militarización, conseguir mano de obra barata, moralidad) empiezan a usar las salamandras hasta generar terribles consecuencias.
Es una historia algo cómica, con una fuerte crítica al progreso que se estaba llevando y fuertes posicionamientos políticos hacia la guerra y el creciente nazismo. Me enganchó por completo y no pude dejar de maravillarme por todos los escenarios y perspectivas que iba considerando el autor.

Y esas fueron mis lectoras más destacadas de esos meses. Y me alegra ver la variedad geográfica e mis lecturas: Estados Unidos, Canadá, Irlanda, México y República Checa. Aunque la mayoría son de América del Norte, son historias muy diferentes.
¿Han leído alguno de ellos? ¿Les llama la atención? ¿Qué leyeron en marzo y abril?

¡Besos, nos leemos!

viernes, 15 de mayo de 2020

Booktag de la cuarentena

¡Hola a todxs de nuevo! Estos semanas de cuarentena he tenido días difíciles tratando de adaptarme a la dinámica familiar: jamás había visto durante tanto tiempo seguido a mis padres, hermanas y sobrinxs, y sumado con el trabajo, las clases, la tarea y mi intento de disfrutar tiempo libre (con series o videojuegos), leer ha sido difícil para mí, aunque quiero: llevo arrastrando los libros que leí en abril y espero esta semana terminarlos.
Por lo que hoy les traigo un booktag que aunque trata sobre los difíciles momentos que estamos viviendo, lo mezclo hablando de libros preciosos (y otras cositas) que nunca caen mal. Las consignas las tomé del blog de Milibroteca.
Sin más dilación ¡empecemos!

Reporte inicial engañoso: 
Libro diferente a lo que esperabas (no necesariamente malo)
Pienso en Radio Silence, aunque la verdad es que yo me autoengañé: no sé de dónde saqué la idea de que iba sobre estudiantes universitarios y encontré una historia de una chica súper matada en la escuela que tiene muy interiorizada la idea de sacar buenas notas, entrar a la mejor universidad, titularse y ganar buen dinero para ser feliz. 
En un primer momento me decepcionó que fuera la historia de una chica de preparatoria pero conforme avanza la historia te presenta una variedad de personajes jóvenes (como de 18-19) donde te presentan que la vida es más que aquello que nos quiere hacer creer el sistema y que si uno se esfuerza y cree en sí mismo, puede tomar el camino que quiera, por poco ortodoxo que sea. Lo importante es ser fiel y sincero con uno mismo.

Medidas de contención extrema: Un libro de un género, formato o trama que no se puede recomendar a alguien que no lee eso habitualmente
Creo que Solaris (Stanislaw Lem), pese a lo maravilloso e innovador que es en su género, no es para cualquier lector, al menos para aquellos que no lean ciencia ficción, porque es una lectura algo densa. Sigue la clásica línea sci fi de estar ambientada en el espacio exterior, en un planeta remoto que apenas está siendo explorado y que parece tener señales de vida... Sólo que la que se descubre no es la que esperamos.
Esta novela es asombrosa y representa un quiebre, marca un punto muy importante en la ciencia ficción: puede existir vida fuera de nuestro planeta ¿pero por qué habría de ser antropomorfa? ¿Por qué asumimos que seremos capaces de entenderla fácilmente?
Como libro en general es asombroso, pero reitero que es una lectura que requiere esfuerzo, atención e incluso releer. Hay partes donde es demasiado técnico y descriptivo y es fácil perderse: pero vale la pena.

Alta tasa de contagio: Un libro que acabará agradando a todo tipo de lector
Al leer esta consigna pienso en libros súper populares, que apenas se publican todo el mundo lee y difícilmente encuentras a alguien que desconozca la historia (aunque no sea fan o no lo haya leído).
Y qué mejor ejemplo que este libro, que pese a que han pasado tantos años de su publicación hay gente todavía comprándolo y muchos devoramos la trilogía. Collins popularizó enormemente el género distópico y muchos libros intentaron aportar a este género, sin conseguir el mismo fenómeno en los lectores.

Alta tasa de mortalidad: Un libro con una alta cantidad de cadáveres
Creo que un libro que encaja con esta descripción es Battle Royale (Koushun Takam). Digo, la premisa es un grupo de nada menos que 42 estudiantes que deben matarse entre ellos con un solo ganador. Así que este libro es una verdadera carnicería.

Preparación para la cuarentena: tres libros/películas/series que quieres contigo cuando se exija el confinamiento en casa
No sé como interpretar esta pregunta: si son cosas pendientes que tengo por conocer o historias que adoro y quisiera tener cerca conmigo para reconfortarme. Lo tomaré del lado de historias que muero por conocer: muchas de ellas porque son historias ligeras, cómicas y/o que me ayudarán a desconectar de esta dura realidad (mis niveles de estrés y ansiedad ya están muy altos solos, gracias).




Casos de reinfección: Un libro que fue más efectivo en su segunda lectura
Por lo general, si releo un libro es porque lo amé la primera vez, y el hype sigue intacto o en pequeña menor medida. Pero les hablaré de un libro que leí en secundaria y odié: La metamorfosis (Franz Kafka). Recuerdo que en su momento, sólo me frustraba ver el absurdo en la historia, no veía el punto del protagonista siendo un escarabajo/insecto/whatever y me desesperaba enormemente. Creo que era muy joven para poder captar la esencia del concepto de angustia y ahora que crecí, creo entenderlo mejor. Digo, en un inesperado giro de eventos en mi vida adoro el absurdo larga vida a los Monthy Python así que creo que en una relectura me agradará mucho más.

Prevención efectiva: Forma de evitar una mala racha lectora
Creo que para seguir leyendo libros que te gusten debes de escuchar tu estado de ánimo: si estás demasiada ocupada, una novela gráfica ligera te hará desconectar y no te estresará más: si estás triste, una novela cómica; si estás agobiada, una novela de fantasía o ciencia ficción que te hagan salir de tu cabeza.
Asimismo, seguir el interés que tengas: si estos días has visto sobre cultura asiática, puedes leer una novela escrito por alguien asiático; si te intriga la alimentación, algo sobre hábitos alimentarios; si últimamente te interesa el feminismo, ensayos o novelas feministas.
Lo importante es leer lo que te gusta y haga feliz.

Hasta aquí mis recomendaciones del día de hoy. ¿Alguna recomendación? ¿Con qué serie, peli y libro les gustaría pasar la cuarentena? ¿Qué libro engañoso les ha sorprendido positivamente?

¡Besos, nos leemos!

viernes, 8 de mayo de 2020

Lecturas enero-febrero

¡Hola nuevamente! Puesto que me desaparecí durante muuucho tiempo, voy a empezar a platicarles de mis lecturas más recientes. Aunque mi ausencia en Blogger fue absoluta, he seguido leyendo y bastante. Así que empezaré a hablarles estas semanas de mis lecturas atrasadas: que en estos meses no estoy leyendo (ni leeré xD) tantos libros.
Leí la cantidad de ¡12 libros! Si bien algunos fueron súper cortos, otros fueron más largos o densos, así que mantengo esa cifra de libros, para promediar las páginas. Como son bastantes libros, sólo les hablaré de los que más me gustaron o más ideas me generan.

Uno de mis profesores de Letras nos recomendó este libro con la etiqueta de El guardián entre el centeno mexicano... y vaya que es muy acertada la comparación. Igual hace muchos años que leí a Salinger y poco recuerdo, pero me parece que La tumba es más intensa. Seguimos a un adolescente de 16-17 años, viviendo en la década de los sesenta en Ciudad de México, rodeado de una familia disfuncional, de clase media alta (para mí, bastante burgués) con la clásica actitud rebelde y nihilista de los adolescentes, aunque progresivamente la novela se vuelve más oscura.
Aunque podría pasar de básica la novela (por su lenguaje coloquial, por retratar una cotidianidad burguesa, por las referencias populares/musicales), en su momento fue sumamente innovadora y me parece que pocas novelas hay con ese estilo y tan bien logradas. Pese a que la narrativa se siente sin sentido a veces, te sumerge por completo en la mente del protagonista, en la progresiva desesperación y alucinaciones que experimenta. El protagonista se deja llevar por sus deseos y aventuras sexuales, alcohol, rebeldía ante la autoridad y desdeño hacia la escuela. Retrata perfectamente la juventud y específicamente la seguridad económica que tienen algunos, lo cual les permite vivir despreocupadamente, siguiendo sus impulsos/deseos inmediatos sin considerar el futuro.

Una novela maravillosamente ambientada entre los años 50-60 de Nápoles, donde conocemos una Italia más rural, cercana y asfixiante. Aquí, la violencia y pobreza marcan la vida de los personajes, hasta el punto en que llega a normalizarse.
Seguimos a Elena y Lila, dos chicas muy diferentes que se conocen desde la infancia, y que en cierta forma siempre están la una al lado de la otra. Lila es una chica sumamente rebelde, explosiva, brillante en todo lo que se propone. Y Elena, nuestra protagonista, es la chica que queda enganchada de esta amiga, con quien tiene una perpetua fijación y competencia interna secreta que termina ganando (¿o no?) porque a Lila la obligan a dejar la escuela para trabajar con su padre o apoyar a su madre.
Es una historia hasta cierto punto cercana y familiar, pues está ambientada en un pequeño pueblo italiano donde todo mundo se conoce, donde se ubican a los niños o jóvenes en referencia al oficio de sus padres, y con quienes crecen y entran en la juventud.
Creo que lo que más brilla es la relación de amistad entre Lila y Elena: aunque se distancien, sus caminos se bifurquen o sus prioridades/intereses cambien, siempre están la una con la otra.
Empieza contándote la historia de niñas, su visión del mundo con un poco de ingenuidad, y cómo se van haciendo más consciente de las relaciones entre personas, de posiciones sociales y económicas.
Fue una lectura agradable, con gran variedad de personajes que se ganaron mi corazón. Creo que mi preferido es Nino, por ser tan tímido y en lo que importa observador. Estas chicas viven en un pueblo lleno de prejuicios, rencores, chismorreos, banalidad y dificultades económicas.

Antes que nada, debo hacer una breve observación en este no tan bello ejemplar de El tapiz amarillo. Pese a lo fea que es la portada, está genial la edición: viene en inglés y español, por lo que en las páginas izquierdas vemos el texto original y a la par en las derechas la traducción de esta escritora mexicana. Así que me alegro leer el trabajo original, con un par de ayudas cuando me trababa en la lectura.
Es un cuento muy breve, donde a una mujer después del parto su esposo le diagnostica una crisis nerviosa/histeria y le recomienda un reposo absoluto, sumergirse en las tareas domésticas y abandonar todo trabajo o labor intelectual. Sin ningún lugar donde dirigir sus esfuerzos mentales y físicos, empieza a obsesionarse con el horroroso tapiz amarillo que decora la habitación de la casa donde veranean. Y esto marca su lento pero exponencial descenso a la locura.
Es una historia sumamente fascinante: Perkins retrata la situación de la mujer a finales del siglo XIX, la opresión en que vivía, los erróneos diagnósticos y nefastos tratamientos a los que eran sometidos las mujeres de clase media o alta. Aunque la mujer tenía un poco más de libertades en esa época, seguía constantemente sometida a través de la reclusión de su vida en la esfera privada a través de la salud mental. Refleja cómo a la mujer se le privaba de su libertad, incluso de su tiempo libre y en cómo dirigir sus energías. Es una crítica impresionante, así como una historia atrapante, que te mete por completo en las espirales de pensamiento de la autora que cada vez aterran más.


Creo que todo mundo conocemos la historia de la familia March: muchxs crecimos leyendo las aventuras de estas cuatro hermanas. En mi infancia leí una versión abreviada de toda la historia y este año quise releerla, especialmente con el lanzamiento de una nueva adaptación cinematográfica, pero cuando terminé la primera parte me dio miedo que en la continuación decayera (digo, ya conocía un par de spoilers pero aun así) y al ver un par de reseñas negativas desistí de momento. Quien sabe la lea en un par de años.
En fin, es una historia tan entrañable, conmovedora, divertida y desenfada. Son claras y patentes las moralejas en la historia, especialmente las cristianas: pese a ello, es una lecttura que invita a reflexiones constantes y superficiales. Mi corazón necesitaba a estas cuatro chicas, muy diferentes ente sí, pero con una bondad y amor enorme dentro de cada una de ellas: me divertí muchísimo. Como todo mundo, mi personaje favorito es Jo: tan rebelde, independiente, determinada y apasionada de las historias. Meg me pareció un personaje okay: algo simplón al ser frecuentemente la voz de la razón, pero con una debilidad muy marcada. Y definitivamente Beth es mi menos favorita: su constante bondad, sin realmente un solo defecto me pareció terriblemente aburrido. Hasta Amy, a pesar de su egocentrismo me cayó mejor por ser un personaje con más personalidad. 

Isabel Allende es una autora muy especial para mí. Antes de La casa de los espíritus sólo había leído una novela juvenil, pero que fue mi primer "libro". Y lo menciono así porque fue la primer obra que leí sin un solo dibujo en él.
Así que la autora tiene un lugar especial en mi corazón pero la autora no sé porqué tiene mala fama. Recuerdo perfectamente en una clase de la uni que un maestro dijo a los chicos que leyeran a Cortazar y nosotras las muchachas a la Allende. Así que en mi mente siempre he guardado distancia por prejuicios no tan fundamentados. Mi club de lectura escogió este libro y finalmente me animé y déjenme decirles que es asombroso. Allende sigue en la tradición del realismo mágico, el cual queda patente en la historia. Tiene un par de detalles que me recuerdan nítidamente a Cien años de soledad.
Seguimos la historia de una familia, alargándose a un par de generaciones. Es clave la figura del patriarca, que construye una hacienda sumamente productiva pero bajo el esquema de explotación y abuso, que termina por tambalear ante los cambios que experimenta Chile en la segunda mitad del siglo XX, donde la familia es llevada entre las patas.
Es una historia que se centra en la Latinoamérica rural, de latifundios: en la vida en el campo y las personas que trabajaban en ranchos. Asimismo, está empapada del contexto sociopolítico de 3/4 partes del siglo XX en Chile: contemplamos la vida regida por terratenientes, las revueltas y la implantación de la cruel dictadura. Algunos personajes son más memorables que otros y pese a que es una lectura un poco pesada/densa de leer, se disfruta el esfuerzo.

Y esos fueron los libros que más me gustaron en estos primeros dos meses del año. ¿Han leído alguno? ¿Alguno les llama la atención?

miércoles, 6 de mayo de 2020

El desastre de mi vida

¡Hola a todxs! Sí, ya sé que a estas alturas de la vida ustedes creerán que mi blog quedó re-muerto el cual lo está, soy consciente jaja, que me olvidé por completo de él o que creen que ya perdí el interés... lo cual es en parte cierto, pero más que nada es que en el último año he pasado por tantos cambios en mi vida y empieza a tomar un rumbo diferente que ya no sé qué dirección tomar. Sí, con eso me refiero a terminar mi carrera universitaria: no sé si les mencioné anteriormente pero estudié una licenciatura en Relaciones Internacionales, lo cual básicamente significa que sé un poco de todo y me especializo en nada -ahí radica mi problema de identidad. 

Adoro estudiar y me considero una buena estudiante y ahora que termino mi carrera me abrumo por todas las posibilidades y me siento tan desestabilizada y abrumada que termino por hacerme bolita, por sentirme desorientada y vivir en estado de negación constante. Es algo muy extraño: mi ritmo de lectura ha disminuido un poco, mi vida social es casi inexistente (gran aislamiento social de mi parte), mi ansiedad ha aumentado y creo que en estos meses me he sentido algo deprimida, en general.

Y ni les comento de la cuarentena: regresé a casa de mis padres, a mi pueblo, a pasar estos meses y es un caos total: entre estudiar para mi examen Ceneval (presentar un examen final de la carrera para poder titularme), mis sobrinos que constantemente están en casa, el trabajo, obligaciones domésticas y pasar tiempo con mi familia me estoy volviendo loca. Jamás había pasado tanto tiempo en mi pueblo, al menos desde preparatoria (hace casi cinco años). Y aunque llevo casi dos meses aquí, no consigo readaptarme, hasta la regla se me retrasó dos meses, así de descontralada estoy jaja.

En fin, creo que les debo una disculpa por haberme ausentado tanto tiempo y probablemente no les interese tanto mi vida pero creo que merecía la pena ponerlos un poco en contexto para hacerles entender mi ausencia. No les prometo ser súper activa en el blog (ni en Bookstagram), pero si les garantizo dar mi mejor esfuerzo. Escribir en el blog me brindaba alegría, me desahogaba y era una actividad que me encantaba: no estoy segura del rumbo que tome mi vida en el futuro cercano pero sí estoy segura de que el blog se reincorpore en mi vida, en mi rutina.

lunes, 6 de enero de 2020

Maratón Guadalupe Reinas 2019

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo estoy muy feliz por todas las lecturas que he estado haciendo, entre ellas mi ya habitual participación en la maratón #GuadalupeReinas, donde las chicas de @LibrosB4Tipos nos retan a leer 10 libros de mujeres con consignas muuy diversas. Para mí es un verdadero reto, ya que justamente en estas semanas de fiesta es la temporada donde mis padres tienen el trabajo más pesado en todo el año. Así que cuando menos tiempo tengo, me reto a leer más en menos tiempo jajaja.
En fin, estas fueron las consignas por las cuales teníamos que guiarnos para leer y aunque algunas me resultaron relativamente fáciles (como el libro de cuentos o lectura conjunta que hayan realizado las chicas de LibrosB4Tipos) otra me dejaron pensando mucho, como manga o temática lésbica, logré cumplirlas. Aunque debo admitir que interpreté ligeramente de manera libre, como de temática lésbica elegí un libro de poemas de Safo (que a mi parecer tiene tintes lésbicos, anyway), creo que salí bastante bien jaja.

Una lectura conjunta de LibrosB4Tipos
Elegí este pequeño libro de Chimamanda, que ya había disfrutado hace muuchos años, pero quería releerlo para ver cuál era mi opinión respecto a él. Y si en cierta forma ya no me resulta tan esclarecedor como antes, sigo pensando que es un libro conciso, abierto para todo público, con una crítica marcada pero no resentida.

Libro que le guste mucho a una mujer que admires
Yo admiro mucho a Alejandra Arévalo: apenas la conozco en persona, aunque conmigo siempre es linda y me hace sentir incluida. Admiro cómo ha crecido a lo largo de los años, lo firme que es en sus ideales, que es feminista, gran lectora y promotora de lectura.
Elegí este libro que desde hace años hablaba maravillas y entiendo porqué le gustó tanto: habla de una Italia rural, llena de violencia, prejuicios, rumores, presiones, pobreza y aspiraciones. Vemos la preciosa amistad de dos chicas, que a veces compiten entre ellas, que están siempre al lado de la otra (aunque no sea físicamente). Aunque debo decir que ese final me dejó muy enojada: termina con un cliffhanger que me deja impactada y con ganas de seguir leyendo pero prometí por los primeros seis meses de este año, al menos, no comprar libros.


Manga
En un inicio no sabía cuál leer, pero al final decidí animarme con el manga de un anime que adoraba en mi infancia: Sakura Card Captor. Y debo decir que me alegra haberlo hecho: pues ahora mismo ya voy en el cuarto volumen jaja. Es una lectura ligera, llena de corazón, que me emocionaba y me tranquilizaba. A lo largo de este año seguro termino la saga. 

Libro de cuentos
Para esta consigna elegí Diccionario de mitos griegos de María García Esperón, una autora que conocí en la pasada FIL Guadalajara y que moría de ganas de leer. Desde chica me ha fascinado la mitología y volver a leer sobre este tema me provoca nostalgia y alegría. Tiene unos cuentos bellísimos que nos ilustran sobre tanto la mitología griega clásica como la romana, con unas ilustraciones bellísimas. No puedo esperar a devorar el Diccionario de mitos de América, de Asia y el próximamente mexicano.

Texto periodístico
En esta consigna hice una ligera trampa porque elegí este libro de Valeria Luiselli: si bien recopila experiencia propia, también recopila información de periódicos, expedientes que trabaja, estadísticas de organizaciones. E informa de una realidad muy trágica que atraviesa no sólo Estados Unidos, sino también México y Latinoamérica en general.

Libro con temática lésbica
Para esta conssigna, escogí una recopilación de poemas de la poetisa Safo. Y debo admitir que personalmente fue una lectura que no disfruté mucho, pues claramente hace referencia a la época en la que vivió, los poetas y la cultura clásica griega, detalles o guiños que yo sencillamente no logré seguir. Aunque sí logré admirar la belleza en sus palabras.

Poesía latinoamericana
Elegí el libro de una guatemalteca, Alaide Foppa. Y debo aclarar que no soy una lectora asidua de poesía, se me dificulta su disfrute, y pese a que gran parte de los poemas de Alaide no lograron arrancarme una sonrisa o suspiro, sí encontré alguno que otro que me hicieron emocionar

Libro escrito bajo un pseudónimo
Elegí el libro "infantil" de una mexicana. Y pongo entre comillas infantil porque verdaderamente ese libro da miedo. En gran parte me recordó a la película de El resplandor: el edificio que tiene cierta vida o presencia, el desdoblamiento del padre, la creciente violencia y amenaza que representa. Tiene elementos buenísimos del terror y siento que si yo lo hubiera leído a los 10 años, no hubiera podido dormir por días.

Libro de desarrollo personal o bienestar
Para esta categoría decidí animarme con un libro que tuve pendiente desde hace meses: Almost Adulting. Yo llegué directamente al libro y su sinopsis (que te dice claramente es una guía, how-to) me engancharon. Así que se imaginarán mi enorme decepción cuando lo léi, porque más bien era la biografía de la youtuber, con algunos consejos o cierta línea instructiva. Me sentí estafada, pues la idea que te da era otra y si bien saqué un par de consejos útiles, en gran parte me sé la vida de una chica que me resulta indiferente.

Libro publicado en el año que naciste
Después de largos días de investigaciones caí en la cuenta que el primer tomo de Sakura ¡se publica el mismo año en que nací! Así que el primer volumen va aquí.

Y esas son todas las lecturas que realicé. Creo que las que más me gustaron fue La amiga estupenda, Sakura Card Captor y Alguien en la ventana. No pensé que lo lograría, pero otro año más cumplo con la maratón.
Cuéntenme en los comentarios ¿participaron en la maratón?
¡Besos!